Articulos

¿Dónde en Sudamérica?

4 Nov 2013 0 comentarios
Doing business 2014

El Banco Mundial acaba de publicar su informe Doing Business 2014 en el que analiza, por onceavo año, la regulación para hacer negocios en 189 países. Este informe es un buen complemento de otros que, como el de competitividad que anualmente elabora el Foro Económico Mundial, presentan distintas facetas del ambiente para el desarrollo de la iniciativa privada y, en definitiva, para el progreso de las naciones. En este caso, el reporte del Banco Mundial cuantifica 11 variables que comprenden la facilidad para abrir un negocio, los requisitos para obtener permisos de construcción, el acceso a la energía eléctrica, los registros de propiedad, la facilidad para obtener créditos, la protección a las inversiones, el sistema de pagos de impuestos, la facilidad del comercio transfronterizo, el cumplimiento de contratos, los mecanismos de resolución de quiebras y la contratación de trabajadores.

Sudamérica ofrece un panorama variopinto. Comprende países como Chile que ocupa el puesto 34 entre 189 naciones y Venezuela que se ubica en el puesto 181. Entre medio está el resto de la región, pero no distribuido uniformemente. Casi podríamos reconocer dos o tres sudaméricas muy distintas. Están, por un lado,  los países que conforman la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia y Perú), todos ocupando puestos entre las primeras 45 naciones del mundo, está sola Uruguay, la única nación miembro del MERCOSUR en los primeros 100 peldaños, y finalmente están los países que ocupan puestos rezagados o muy rezagados. Pero lo que es preocupante es que la región parece no estar convergiendo hacia condiciones atractivas para los emprendimientos sino, más bien, las economías más avanzadas son las que más progresos presentan en términos de los indicadores analizados por el Banco Mundial. En el Gráfico, puede verse que los cuatro sudamericanos mejor ubicados en el ranking global, han realizado los mayores progresos en dirección de las condiciones óptimas para el desenvolvimiento de las empresas. (Estos progresos están medidos en términos de los puntos que separaran a cada país de los mejores valores observados en el mundo entre 2004 y junio de 2013[1].) En cambio, Ecuador, Brasil y Bolivia son los que menos progreso global presentan, mientras que Argentina es la única nación sudamericana que en lugar de progresar en este periodo ha retrocedido más de un punto. Venezuela presenta un caso muy especial ya que además de ser la nación más rezagada de la región, ha realizado el cuarto mayor avance en las condiciones para hacer negocios, pero no obstante, su distancia de las mejores condiciones mundiales es la más grande.

No cabe duda que Sudamérica, y para estos y otros efectos, América Latina, hace tiempo que ha dejado de ser un conjunto de naciones que ofrecen un mismo potencial de desarrollo. Las diferencias entre estas naciones son cada vez más marcadas, lo que aleja la posibilidad de una real integración regional, pero, además, augura que algunas de ellas tendrán una sólida integración con el resto del mundo y otras permanecerán en el atraso. Por eso, en todo el subcontinente sudamericano, sólo tres o, cuando más, cuatro países son los que sobresalen como atractivos para hacer negocios.



[1] Tres de los 11 indicadores cubren este periodo, otros 5 cubren desde 2005 o 2006 y el resto se mide a partir de 2010.

La valoración de empresas en países en desarrollo: experiencia local y un enfoque ajustado

9 Oct 2013 0 comentarios
Archer 2

Una gran parte de los negocios que se valoran en economías emergentes y países en desarrollo son negocios privados y, muchas veces, familiares. En regiones como Asia y América Latina estas características, además de reflejar el nivel de desarrollo de los mercados de capitales, obedecen a patrones culturales e históricos de cómo se organizan y se manejan los negocios, de ahí que el ejercicio de la valoración debe lidiar con varias complejidades. En este artículo analizamos el tratamiento adecuado para tres de ellas: la calidad del gobierno corporativo, la propiedad cruzada de empresas, y los subsidios cruzados entre empresas.

                Hay buenas razones y sistemas de incentivos para que los negocios en estos países se hayan organizado en torno a grupos familiares o grupos cerrados de confianza. Analizarlos no es el objetivo en esta ocasión. Sin embargo, es interesante detenerse en algunas de las consecuencias de esta realidad: por ejemplo, la dificultad de poder implementar buenas prácticas de gobierno corporativo en este tipo de negocios. El hecho de que al más alto nivel se puedan cruzar conflictos familiares y personales, hace que sea mucho más difícil tomar las duras decisiones que a veces son necesarias. Este problema puede tomar muchas formas, a veces muy costosas. Si se tratara de la valoración de una compañía que cotiza en bolsa en un mercado financiero desarrollado, se podría suponer que una administración que destruye valor sería prontamente reemplazada si no cambia de curso. Este es un supuesto que no puede hacerse con empresas cerradas que no cotizan en bolsa  puesto que muchas veces la armonía del grupo familiar o del grupo propietario se consigue a costa de una administración subóptima del negocio. La valoración debe reflejar esto, ya sea con una proyección por debajo del potencial del mercado o, mejor,  estimando las pérdidas de eficiencia que ocasiona un débil gobierno corporativo.

                Otra arista a tener en cuenta es la valoración de grupos de negocios con propiedades cruzadas entre ellos. Naturalmente, hay una lógica detrás de estas estructuras. Por ejemplo, empresas que en otras circunstancias no podrían prestarse dinero lo hacen bajo el supuesto implícito o la garantía explícita del conjunto de empresas para cubrir esas obligaciones. Al valorar este tipo de conglomerados, se debe determinar exactamente cuál es valor intrínseco de  cada empresa del grupo lo que supone separar el valor que derivan de sus vinculaciones cruzadas. En este caso, los flujos pro forma deberán computarse por separado y la tasa de descuento debería considerar la estructura de capital y endeudamiento de todo el conglomerado. Para un hipotético inversor que quiera tomar una decisión es importante valorar si al hacerse de una participación en una empresa está adquiriendo a la vez el riesgo y la marcha de otro negocio vinculado al que quizás no desea exponerse.

Cuando hay subsidios cruzados en un mismo conglomerado  es posible que el todo valga menos que la suma de las partes y que parte del portfolio simplemente destruye valor y debiera cerrarse.  En estos casos la valoración debe entonces reconocer quién subsidia a quién, en cuánto, cuál es la consecuencia de ello y cómo afecta esto al valor de cada compañía.

Mientras menos desarrollada está una economía y sus mercados, más pesa la experiencia local para saber elegir el enfoque adecuado para realizar una valoración.

Recaudar más y distorsionar menos

21 May 2013 0 comentarios
libro BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha publicado recientemente un libro que examina a profundidad los méritos y defectos de los sistemas tributarios en América Latina[1] y en el que plantea el desafío de encarar una reforma a estos sistemas para lograr que los mismos no se agoten en la búsqueda de aumentar los ingresos fiscales sino que se constituyan en verdaderos instrumentos del desarrollo.

A partir del estudio de casos, en el libro se constata que la estructura de impuestos de los países de América Latina y el Caribe ha tenido progresos importantes a lo largo de las últimas décadas, pero que estas han sido insuficientes como para lograr que la región deje de mostrar presiones tributarias muy bajas en relación al nivel de ingreso de la región. Pero el texto también pone en evidencia, con mucha claridad, las deficiencias que caracterizan a estos sistemas, entre ellas, además de la baja recaudación, la poca progresividad de los impuestos, la enorme evasión fiscal (estiman que en la región se pierde más del 50% del potencial recaudatorio de los impuestos que gravan a las rentas de las personas y de las empresas), y la debilidad de las administraciones tributarias.

Para el BID ninguna otra reforma en la región puede ser más importante que la que cambie los sistemas tributarios. Los sistemas en la actualidad introducen distorsiones en los niveles de precios relativos que impiden una eficiente asignación de recursos y concentran la riqueza en pocas manos, pero, además, dejan sin cobrar rentas fiscales que se podrían destinar a mejorar el bienestar de la población.

El BID plantea cinco principios que deberían guiar esta reforma:

  • mejorar la progresividad de los sistemas tributarios existentes,
  • crear sistemas tributarios más sencillos con bases más amplias,
  • fortalecer las administraciones tributarias para reducir la alta tasa de evasión fiscal,
  • fortalecer la capacidad de los gobiernos locales de recaudar sus propios ingresos, y
  • usar los impuestos a las materias primas y medioambientales mirando al futuro.

 



[1] Recaudar no basta. Los impuestos como instrumento de desarrollo. Banco Interamericano de Desarrollo. Mayo 2013.

 

Core bancario: Buscando a los mejores en una industria en consolidación

26 Nov 2012 0 comentarios
Core Banking Suppliers 1

La industria de soluciones tecnológicas para los sistemas financieros cuenta con organizaciones independientes que realizan reportes anuales acerca de los factores que cada una considera relevantes para identificar a los líderes del mercado. Las más importantes son (en orden alfabético): i) Forrester, que crea una pirámide con los “jugadores de base” en la parte inferior y los “vendedores de poder global” en la parte superior, ordenándoles de acuerdo a la cantidad de negocios conseguidos y la amplitud de las regiones cubiertas; ii) Gartner, que publica un cuadrante, en el que evalúa las variables, de habilidad de ejecución e integridad de la visión ofrecida por cada solución bancaria, ubicando a los líderes en el cuadrante superior derecho; y, iii) IBS, que hace un recuento de las ventas anuales de los principales proveedores, cuyo resultado es un ranking de ventas. A continuación un recuento de las evaluaciones más recientes a los core bancarios disponibles en el mercado. Los datos de IBS y Forrester corresponden al periodo 2011 y el cuadrante de Gartner, es la versión actualizada a septiembre de 2012.

Forrester ha identificado en su último informe  a Temenos (Suiza) como el solitario líder en el tope de la pirámide. (Ampliar Tabla 1, más abajo) Le siguen, Tata Consulting Services e Infosys como los principales retadores de su posición.

Gartner, ubica a 8 compañías en el cuadrante de líderes. En cuanto a la capacidad de ejecución, destacan SAP, Temenos, Infosys y FIS, en ese orden, y en cuanto a la integridad de visión, Infosys, Tata, FIS y Temenos, en ese orden.

Finalmente, el ranking de IBS, marca una diferencia entre los 2 mayores vendedores globales de sus inmediatos seguidores. Oracle, con sus 28 ventas en 2011 y sus 465 implementaciones totales, y Temenos, con sus 27 ventas en el último año con las que completaron 564 instalaciones a nivel global, son los claros líderes en este mercado. Sus inmediatos seguidores, Mysis (18 ventas, y 254 instalaciones) y Nucleus (14 ventas y 192 instalaciones), los siguen con una importante distancia.

El sombrío clima económico global ha afectado al total de ventas de la industria en los años recientes. Pero esta realidad tiene, por supuesto, matices que vale la pena identificar. Mientras las ventas en regiones en fuerte crisis, como Europa, han decaído dramáticamente, los negocios en los mercados emergentes han tenido un repunte, modesto, pero sin duda importante. Por ello, es que un factor de peso común entre los reportes es la capacidad de los proveedores de la industria de competir con efectividad en una escala global.  Esto los ha diferenciado y les ha permitido capitalizar oportunidades en escenarios diversos en cuanto a sistemas financieros y políticos, regulación, y, también factores culturales, en una industria que, algunos sugieren, muestra señales de ir hacia una consolidación en la que los grandes competidores, terminen haciéndose de aquellos más pequeños.

Tabla 1: Top 5 Proveedores de Core Bancario

Ranking Doing Business 2012: ¿Cómo afecta realmente a la IED?

26 Oct 2012 0 comentarios
Gráfico Doing Business Que hay de Nuevo

Esta última semana se ha publicado el reporte del Banco Mundial – Doing Business 2012– y un informe de la CEPAL acerca de la inversión extranjera directa hacia América Latina. Ambos han tenido amplia repercusión en los medios de comunicación de la región. En Doing Business, Chile ocupa el primer lugar en la región y el puesto 37 a nivel global. Entre los primeros 50 países del ranking  están también Perú, Colombia y México, en ese orden. Entre los 185 países, Venezuela ocupa el lugar 180. Brasil ha sido el principal destino de IED en la región, seguido por Chile y Colombia. Bolivia ha recibido el menor monto de IED en Sudamérica, con 577 MM de USD en el primer semestre de este año.

La información del Banco Mundial y la CEPAL estudian y reflejan dos áreas distintas del campo de la inversión. Mientras Doing Business está enfocado en el ambiente legal, regulatorio y práctico que afecta a las pequeñas y medianas empresas locales, los datos de IED de la CEPAL se refieren a inversiones extranjeras que se realizan, en su gran mayoría, por grandes empresas multinacionales. Por lo tanto, un país con un pobre desempeño en el ranking mencionado no necesariamente tiene bajos niveles de IED, tanto en términos absolutos como relativos. Un ejemplo claro es Brasil: con un desempeño relativamente pobre en el ranking de Doing Business (130/185) es el principal destinatario de la IED de la región (43,175 MM de USD en el primer semestre de 2012).

Algunas voces han hecho afirmaciones conclusivas acerca del clima de inversión a nivel regional a partir de una relación entre ambos informes. La distinción antes mencionada entre sus respectivos objetos de estudio, aconseja valorar una posible correlación con un mayor análisis. Sin embargo, la intuición no es del todo incorrecta ni se ha sugerido por primera vez en esta ocasión. Por suerte para todos, en un siguiente reporte del Banco Mundial titulado Doing Business 2013: Smart Regulation for Small and Medium-Size Enterprises, se ha incluido un análisis econométrico buscando responder la siguiente pregunta: ¿Tiene relevancia la facilidad con la que se puede hacer negocios medida por el Doing Business en los niveles de Inversión Extranjera?

Los estudios econométricos revelan una correlación positiva significativa entre los indicadores del ranking y el flujo de inversión extranjera (ver Gráfico). Si bien lo que esto implica es que un mejor clima para hacer negocios para las empresas medianas y pequeñas locales afecta positivamente al nivel de inversiones que recibe una economía, no hay una relación de causalidad definida. Este análisis, bien entendido, puede ser una herramienta útil para los formuladores de política pública en la elaboración de mejores estrategias de crecimiento económico. Y, sus conclusiones, no dejan de ser interesantes para el debate público en cuanto al trato que se da a la inversión extranjera. Un clima adverso para ella, no sería un reflejo distante del ambiente que se ofrece a los propios inversores locales en un país.

Volver arriba