¿Qué hay de nuevo?

Recaudar más y distorsionar menos

21 May 2013 0 comentarios
libro BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha publicado recientemente un libro que examina a profundidad los méritos y defectos de los sistemas tributarios en América Latina[1] y en el que plantea el desafío de encarar una reforma a estos sistemas para lograr que los mismos no se agoten en la búsqueda de aumentar los ingresos fiscales sino que se constituyan en verdaderos instrumentos del desarrollo.

A partir del estudio de casos, en el libro se constata que la estructura de impuestos de los países de América Latina y el Caribe ha tenido progresos importantes a lo largo de las últimas décadas, pero que estas han sido insuficientes como para lograr que la región deje de mostrar presiones tributarias muy bajas en relación al nivel de ingreso de la región. Pero el texto también pone en evidencia, con mucha claridad, las deficiencias que caracterizan a estos sistemas, entre ellas, además de la baja recaudación, la poca progresividad de los impuestos, la enorme evasión fiscal (estiman que en la región se pierde más del 50% del potencial recaudatorio de los impuestos que gravan a las rentas de las personas y de las empresas), y la debilidad de las administraciones tributarias.

Para el BID ninguna otra reforma en la región puede ser más importante que la que cambie los sistemas tributarios. Los sistemas en la actualidad introducen distorsiones en los niveles de precios relativos que impiden una eficiente asignación de recursos y concentran la riqueza en pocas manos, pero, además, dejan sin cobrar rentas fiscales que se podrían destinar a mejorar el bienestar de la población.

El BID plantea cinco principios que deberían guiar esta reforma:

  • mejorar la progresividad de los sistemas tributarios existentes,
  • crear sistemas tributarios más sencillos con bases más amplias,
  • fortalecer las administraciones tributarias para reducir la alta tasa de evasión fiscal,
  • fortalecer la capacidad de los gobiernos locales de recaudar sus propios ingresos, y
  • usar los impuestos a las materias primas y medioambientales mirando al futuro.

 



[1] Recaudar no basta. Los impuestos como instrumento de desarrollo. Banco Interamericano de Desarrollo. Mayo 2013.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>