Mejores prácticas

Escenarios para estrategias ganadoras

15 Aug 2012 0 comentarios
Imagen_Escenarios para Estrategias Ganadoras

MÁS ESTRATEGIA: esta es la respuesta correcta en un entorno más complejo y volátil, como el que indudablemente enfrentamos en la actualidad. Las empresas más exitosas han demostrado que su rentabilidad depende más de la estrategia que adoptaron que del contexto en el que operan.[1] ¿Cómo se llega a una adecuada estrategia? El arte de concebir una estrategia exitosa consiste en crear un ambiente dinámico y efectivo para desarrollar el proceso de planificación, pero también en no creer que una estrategia es estática. Una herramienta valiosa para diseñar una estrategia exitosa es la construcción de escenarios a los que la estrategia debe acomodarse.

La planificación estratégica ayuda a tomar coherentemente un conjunto de decisiones orientadas a crear y mantener buenos negocios. Diferentes escuelas de pensamiento han alimentado este campo de la administración. La escuela racionalista que inauguró Michael Porter en la década de los setenta, ha tenido la virtud de instalar la planificación en el debate académico y en el mundo de los negocios. Desde entonces, esta área ha ido evolucionando y otros aportes se sitúan hoy a la vanguardia. La construcción de escenarios favorece la línea de pensamiento que privilegia el proceso de la planificación, como el aspecto central para percibir la realidad y practicar el arte de crear una estrategia.

La planeación a través de escenarios tiene la virtud de abordar las complejidades resultantes de la incertidumbre y el cambio constantes. Al hacerlo, evita caer en la ilusión de que algún “experto” o el amplio “conocimiento” puedan eliminar la incertidumbre en el futuro. El objetivo es asumir a la incertidumbre y el cambio; explorar las fuerzas que los mueven y concebir narrativas que en el proceso de planeación ayuden a tomar ventaja de la incertidumbre y el cambio, en lugar de sufrir por ellos.

Si no se comprenden las fuerzas del cambio , es posible que la estrategia de hoy se convierta en el desastre de mañana. Por ello, la clave del éxito ha pasado de “buscar una estrategia óptima” a “implantar un proceso de planificación estratégica más inteligente”.



[1] Ver, por ejemplo, McGahan and Porter (1997), Khanna and Rivkin (2001) y Navarrete (2003).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>